PALAMÓS

La localidad de Palamós, con cerca de 17.813 habitantes, tiene una larga tradición marinera y una intensa actividad portuaria. La llegada de los pescadores a puerto y la venta del pescado en la lonja son un espectáculo que no se puede perder. Por otra parte, el Museo de la Pesca ofrece un fiel reflejo de la historia y de la vida de las gentes del mar.

El centro histórico de Palamós ocupa una península que se adentra en el mar y de la que sobresale la iglesia de Santa Maria, de estilo gótico tardío. El centro es una auténtica red de callejuelas estrechas y de pendiente pronunciada que en la actualidad cuenta con una vida comercial muy activa. Palamós dispone de una amplia infraestructura turística —hoteles, hostales, restaurantes, bares, clubes náuticos, teatro-auditorio, etc.— que puede convertirse en la base ideal desde la que visitar las bellas calas del municipio, el macizo de Les Gavarres y su rico patrimonio histórico y cultural.

Al norte del núcleo de población se concentran playas y calas de gran belleza, como la Platja de Castell, con el poblado ibérico del mismo nombre, situada en una localización privilegiada.

La fiesta más importante de la población es el carnaval, con toda una serie de actos y celebraciones que durante unos días convierten la localidad en la ciudad de la diversión.

El Ayuntamiento organiza un gran número de actividades, entre las cuales destacan las visitas guiadas a la población y a diferentes lugares del municipio.

Museo de la Pesca

En Palamós el trabajo del hombre en el mar se convierte en un espectáculo a los ojos del visitante: a media tarde, la llegada de las barcas a puerto y la descarga del pescado ofrece un cuadro de movimiento de un color inigualable.

Pero en Palamós, el mundo pesquero no se acaba en el muelle, sino que tiene continuidad en el Museo de la Pesca, único en el Mediterráneo en su especialidad. Este centro presenta el pasado, el presente y el futuro de la pesca, a través de su exposición permanente y de un conjunto de actividades vinculadas al mundo marítimo y pesquero de la Costa Brava.

Comercio

La oferta comercial de Palamós se encuentra inmersa en un mar de ilusiones. Centenares de tiendas de marcado acento mediterráneo, tanto por sus productos como por el trato amable y acogedor de sus tenderos, hacen de Palamós un centro comercial con carácter, moderno, con una amplia oferta de productos y servicios de la mejor calidad.

La visita a Palamós se transforma en un paseo obligado por su Mercado Municipal, lleno de productos frescos llegados directamente de las barcas de pescadores cada tarde, o recogidos por manos expertas en los campos y huertos de la comarca; y, como no, también un paseo por su casco antiguo, salpicado de tiendas, terrazas y tabernas donde disfrutar del carácter genuino y acogedor de los lugareños.